Twitter Comercial BalaguerFacebook Comercial Balaguer    Blog Comercial Balaguer

 

PÍDANOS PRESUPUESTO Y / O
ASESORAMIENTO GRATUITO
TELF. 964 06 51 93 MOV. 607 52 37 04
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

¿Qué son las termitas?

Las termitas (también conocidas como hormigas blancas) pertenecen al orden de los isópteros,

Las termitas (también conocidas como hormigas blancas) pertenecen al orden de los isópteros, se caracterizan por ser insectos sociales y se alimentan de madera y otros materiales ricos en celulosa.

La mayor parte de las termitas son de climas tropicales o subtropicales, pero unas pocas viven en climas templados.

Las termitas digieren la celulosa con la ayuda de microorganismos que viven en simbiosis dentro de su aparato digestivo

Las termitas tienen importancia económica, como plaga en madera, papel y cartón de estructuras, obras de artes y productos almacenados.

Existen unas 1.900 especies de termitas. Viven en colonias que pueden contar con más de 2 millones de individuos. En cada colonia, la reina es la única que pone huevos. La mayoría de estos insectos carece de alas pero durante la época de la reproducción algunas desarrollan estos órganos y abandonan el grupo para formar colonias propias.

Recomendaciones para la prevención

Las termitas subterráneas pueden atacar cualquier edificio sin que esté deteriorado. Aunque su mantenimiento sea impecable. Ahora bien, hay ciertos factores comunes que acostumbran a considerarse de riesgo, y que pueden facilitar el progreso de una colonia de termitas en nuestras casas.

Los factores de riesgo pueden extrapolarse a todas nuestras edificaciones, modernas, antiguas, con estructura de madera, sin ella, viviendas aisladas, bloques, naves, iglesias, masías, casas entre medianeras, casas pareadas, etc.

FACTORES DE RIESGO A CORREGIR

 

Las maderas en las inmediaciones de nuestras casas son factores de atracción para una plaga de termitas subterráneas:

  • La leña acumulada tocando la pared en la intemperie (o a veces también en el interior) puede causar un efecto llamada.
  • La leña en la intemperie tapada con un film de plástico es un auténtico “criadero” de termitas, hay que evitar “proteger” la leña de ésta forma.
  • Las maderas clavadas de forma permanente en el suelo (estacas, tutores, traviesas, pequeños troncos a modo de escalera), pueden ayudar al asentamiento de una colonia de termitas.
  • Un jardín mal conservado puede ser un factor determinante (árboles y plantas muertos, tocones de antiguos árboles...).
  • Antiguos tocones cuyas raíces facilitan la entrada en nuestras casas.

Las humedades de todo tipo, son un factor amplificador de un ataque de termitas, ya sea por filtraciones, capilaridad o condensación.

  • El riego, a menudo empapa nuestras paredes y facilita la vida de las termitas. Así mismo, ocurre con las humedades por capilaridad (ya sean propias del terreno o bien por la pérdida de un desagüe o suministro).
  • El fregar demasiado mojado, empapando los marcos de madera de las puertas puede conllevar que la madera coja un grado de humedad muy adecuado para las termitas.
  • Las filtraciones de bajo cubierta a menudo empapan nuestras maderas y son un fuerte factor de atracción que puede conllevar que las termitas asciendan hasta la cima de nuestra casa, afectándola en su paso.
  • Al igual que el punto anterior, las carpinterías mal conservadas pueden humedecerse y ser una fuente de atracción, además que pueden permitir el paso del agua y humedecer el interior de la casa.
  • Las filtraciones de un bajante, un baño o una cocina también pueden acelerar el ataque.
  • Una mala ventilación puede comportar condensación sobre todo en los baños y cocinas, haciendo un hábitat ideal para la plaga (además añadiendo cómo factor de riesgo la degradación de la madera, de la cual se encargan los hongos de pudrición).
  • Todos los factores comentados pueden agravarse si las vigas de madera se encuentran dentro de un falso techo (aún con menos ventilación y más oscuridad).
  • La condensación puede formarse en exterior de la casa (por ejemplo en un patio pavimentado), si la humedad del subsuelo tiende a evaporarse y no puede, acaba escapando precisamente por los muros de la casa.

A menudo quedan empotradas viejas instalaciones que pueden favorecer el paso de las termitas.

  • Antiguas cloacas donde las termitas tienen paso y hacen de pequeño “río” subterráneo.
  • Bajantes y chimeneas tapiadas tienen juntas en la obra que las termitas pueden aprovechar para transitar.

Maderas perdidas en construcción puede provocar una fuerte amplificación de la plaga.

  • La construcción de urbanizaciones y otros encima de antiguos campos sin una limpieza total (cerezos, algarrobos, viñedos, etc.).
  • Los encofrados perdidos de madera no recuperados de una cimentación.
  • Restos de obra (maderos de obra o antiguos) utilizados para rellenar el terreno cercano a la casa.
Subir