Imprimir

Plagas

Plagas

Sobre todo en verano, el calor y la sequedad del ambiente favorecen que los insectos y los roedores, al buscar un hábitat más confortable y húmedo,

se instalen en los hogares, a través de las tuberías y de las pequeñas grietas o agujeros.

Un desagüe atascado, una grieta mal sellada, la acumulación de basura y alimentos en mal estado o una deficiente higiene, sirve de puerta de entrada para insectos y roedores.

Una casa no es un almacén: esto es algo que deberíamos tener claro. Por ello debemos tirar, o almacenar en lugares destinados a ello como trasteros o garajes, todo aquello que no nos sirva o se utilice.

Estos simples consejos nos ayudarán a prevenir plagas en nuestras casas, evitando así la transmisión de enfermedades.